La inscripción del Dípylon

La imagen que aparece sobre estas líneas muestra un recipiente cerámico denominado oinochoe, un tipo de jarra empleada en la antigua Grecia para servir vino aguado, tras obtenerlo de una gran crátera. Dicha jarra fue hallada en una tumba cercana a la Puerta del Dípylon (Kerameikos, Atenas) en 1871, fechándose hacia el ca. 740 a. C. (periodo Geométrico Tardío I b, según Coldstream) y mostrando un estado de conservación sorprendentemente bueno; tanto es así que nos permite fijarnos en un pequeño detalle que la convierte en una pieza única: la inscripción de su hombro. Se trataría de uno de los testimonios más antiguos de escritura alfabética griega, la denominada “inscripción del Dípylon”.